En el marco del Día Internacional de la Niña y de Beijing+25, Libre para Crecer, la campaña sobre matrimonios y uniones infantiles, tempranas y forzadas en América Latina y El Caribe para garantizar los derechos de niñas y adolescentes, realizó un Twitter Chat con el objetivo de pensar los avances y desafíos para garantizar sus derechos.

Desde su cuenta @LibreCrecer, el viernes 9 de octubre, abrieron el debate para hablar de igualdad sustantiva con las niñas y adolescentes al centro, en un año en que se cumple el 25º aniversario de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, el plan para promover los derechos de las mujeres y las niñas en todo el mundo, creado en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing, China, en 1995.

En 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 11 de Octubre como Día Internacional de la Niña, fecha que busca reconocer sus derechos y visibilizar las múltiples formas de violencias y discriminaciones que enfrentan.

Escuchar sus voces  

Según datos de la Oficina Regional del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) para América Latina y el Caribe,  esta es la segunda región a nivel mundial en maternidad adolescente, con 62 nacimientos por cada 1,000 niñas adolescentes entre 15 y 19 años, quienes por lo general viven en situación de pobreza y con un limitado acceso a servicios sociales básicos.

En su mensaje con motivo del Día Internacional de la Niña, la Directora Ejecutiva del UNFPA, Dra. Natalia Kanem, declaró que con demasiada frecuencia las voces de niñas y adolescentes son silenciadas en los hogares, en las escuelas y en el ámbito público. “Para millones de niñas en el mundo, ese silencio se impone a través de la mutilación genital femenina, el matrimonio infantil y otras prácticas nocivas. Esas prácticas no sólo violan la integridad y la autonomía corporal de una niña; le roban la confianza y la capacidad para tomar decisiones informadas acerca de su vida”.

Kanem agregó que un estudio llevado a cabo por el UNFPA muestra que la pandemia de Covid-19 podría traducirse en 13 millones de matrimonios infantiles y 2 millones de casos de mutilación genital femenina de aquí al 2030, adicionales a los millones que ya se esperaba que tendrían lugar. La directora pidió redoblar los esfuerzos “con miras a un mundo con igualdad de género, en el que toda niña tenga el poder de tomar decisiones informadas acerca de su cuerpo y su vida”.

UNICEF lleva a cabo una campaña anual que en esta ocasión tiene como lema “Mi voz, nuestro futuro en común”, la que invita a que con la inspiración de las niñas y adolescentes, podamos reimaginar un mundo mejor, en el que se sientan motivadas, gocen de reconocimiento, se las tenga en cuenta y se invierta en ellas. Las demandas para este año 2020 son el vivir libres de violencias por razón de género, de las prácticas nocivas y del VIH y el sida; aprender nuevas habilidades para el futuro que ellas elijan y dirigir una generación de activistas para acelerar el cambio social.

Twitter Chat 

En su chat de Twitter, bajo los hashtag #DíaDeLaNiña, #LibreParaCrecer, #Beijing25 y #EllasDeciden, @LibreCrecer planteó seis preguntas. La primera de ellas: ¿Cuáles son los principales problemas de desigualdad de género que enfrentan niñas y adolescentes en México?

En las respuestas se mencionaron los altos índices de violencia, barreras de acceso a salud y educación, el crecer en un mundo basado en estereotipos de género,  problemas estructurales como la violencia contra las mujeres y la pobreza, el no ser reconocidas como sujetas de derechos ni poder decidir sobre sus vidas, la falta de políticas públicas que combinen enfoque de género y protección a la infancia, entre varias otras.

La organización feminista @EligeRed indicó que “Las niñas y las adolescentes representan el 10.4% del total de feminicidios por año ocurridos en México, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP)”. En tantoque @THPMéxico planteó que “Los matrimonios y uniones tempranas se dan mayormente en comunidades rurales indígenas. Solo 1 de c/d 20 niñas unidas de 12 a 17 años sigue asistiendo a la escuela. El 60% ocurren en los quintiles más bajos, contextos de extrema pobreza”.

Frente a la segunda interrogante ¿Cómo ha impactado la pandemia de #COVID-19 en la vida de niñas y adolescentes en #México? se advirtió del aumento de la violencia producto del confinamiento, el incremento de embarazos no deseados, limitaciones al derecho a la educación y de atención en salud, en especial reproductiva y sexual, como también a servicios de protección a la niñez y adolescencia, el aumento en la carga de trabajo doméstico y de cuidado realizado por niñas y adolescentes y la reducción de los espacios de ocio.

@ElviraAyuuk expresó que “Para las niñas y adolescentes que viven en las zonas rurales donde no hay conexión a internet ni señal de celular no ha sido posible tomar clases en línea, lo que afecta gravemente su derecho a la educación”. @REDefineMX twiteó “Según @CONAPO y @UNFPA, debido a la contingencia sanitaria se espera un aumento de cerca de 35 mil embarazos no deseados de adolescentes respecto a la tendencia prevista previo al COVID-19”.

Derecho a vivir libres de violencias

El tercer tema de la conversación fue ¿Cuáles son las principales demandas de las niñas y las adolescentes en México? Dentro de las muchas que se enumeraron están el derecho a una vida libre de violencias, educación con enfoque de género y  educación integral de la sexualidad, participación, ser incluidas en el proceso de toma de decisiones y creación de políticas públicas, la garantía del cumplimiento de sus derechos, decidir sobre sus cuerpos, comunidades y territorios, acceso a servicios de salud amigables, vivir en un planeta saludable, la erradicación del trabajo infantil, la explotación sexual y el matrimonio infantil.

@IpasMEX respondió “Derecho a una vida LIBRE DE VIOLENCIA. Las niñas y adolescentes, especialmente entre 14 y 15 años, corren un mayor riesgo de abuso y explotación sexual, embarazos forzados y matrimonios forzados”. Desde la cuenta de la Cooperativa Cero Etiquetas, @centro_cero, señalaron que el “Jugar libremente, vivir una vida libre de violencia en cualquier territorio donde se encuentren y ser reconocidas como sujetas de derechos y agencia”.

El siguiente cuestionamiento tuvo relación con ¿Qué acciones o temas deben priorizar los gobiernos para lograr la igualdad sustantiva con las niñas y adolescentes?, donde se aludió a fomentar políticas públicas interseccionales que garanticen los derechos humanos de niñes y adolescentes, capacitación a funcionarias/os/es públicos, garantizar mecanismos de participación, una política de cuidado que coloque al centro a niñas y adolescentes, campañas de derechos y transversalizar el enfoque de género en el currículo educativo.

La organización de la sociedad civil @EDUCIAC abogó por “Acceso a la educación garantizada, con enfoque de género, sin prejuicios y con reconocimiento pleno de los derechos de niñas y adolescentes”.

En la misma línea fueron las respuestas a la quinta consulta ¿Qué acciones debe considerar el gobierno para asegurar la participación de niñas y adolescentes en los espacios donde se toman las decisiones de las políticas encaminadas a ellas? @Gaby_lita pidió “Incluirlas en todo el ciclo de las políticas desde el diseño hasta la evaluación como socias estratégicas desde el nivel local hasta el nacional” y @UNASSE_AC “Generar espacios donde las niñas y las adolescentes tengan voz y sean tomadas en cuenta”.

Niñas en la agenda feminista

Para cerrar se consultó ¿Cómo podemos fortalecer una agenda feminista que ponga en el centro a las niñas y adolescentes? Frente a la cual se repitieron respuestas relativas a la urgencia de contar con espacios de encuentro intergeneracional e instancias para escuchar e incorporar sus necesidades y demandas.

@Ameguin recalcó “¡Escuchando a las niñas y adolescentes! Erradicando el adultocentrismo del movimiento. Acercando tecnologías y dinámicas como estas a niñas en contextos rurales y de periferia urbana”.  @elpezuribe dijo “Teniendo una reflexión honesta sobre el adultocentrismo en el movimiento feminista y acciones concretas para incluir a las adolescentes como sujetos políticos”.

En tanto, @MurigJalisco llamó a una “Articulación nacional, articulaciones estatales y locales que diseñen rutas críticas para la defensa de los derechos de las niñas”. Por su parte, desde la Fundación Friedrich Ebert en México, @FESMEX, enfatizaron que “Las feministas también deben escuchar las voces de las niñas y adolescentes e incorporar sus ideas e intereses” y agregaron “Lograremos un futuro feminista con la participación de niñas y adolescentes hoy. ¡Bienvenidas niñas y adolescentes feministas!”.

Finalizado el Twitter Chat, @LibreCrecer agradeció la participación e invitó a continuar trabajando y uniendo esfuerzos para poner las voces y los derechos de las niñas y adolescentes al centro de la agenda para la igualdad.

Esta publicación es parte del trabajo colaborativo entre Página19 y FESminismos – El Futuro es Feminista, plataforma de todos los feminismos desde la Fundación Friedrich Ebert (FES) en América Latina y el Caribe.