Organizaciones de trabajadoras y trabajadores y movimientos sociales, agrupados bajo el nombre de Unidad Social, hicieron un llamado a Huelga General Nacional para este miércoles 23 y jueves 24 de octubre.

“Chile despertó, miles millones de chilenos y chilenas se han movilizado manifestando su indignación y rechazo a las estructuras del modelo neoliberal vigente. Sebastián Piñera al declarar el estado de emergencia ha profundizado una crisis social y de gobernabilidad sin precedentes en la historia de Chile”, declararon.

El día miércoles 23 de octubre, en Santiago está prevista una marcha que partirá desde Plaza Italia y que será replicada en regiones. Para el jueves 24, en tanto, se esperan manifestaciones y caceroleos en todo el país.

Unidad Social enumeró las demandas centrales de la huelga:

  1. La inmediata derogación del estado de emergencia y el retorno de los militares a sus unidades y cuarteles.
  2. Exigimos a las y los parlamentarios del Senado y Cámara de Diputados que efectúan desde este momento una huelga legislativa y en consecuencia, mientras dure el estado de emergencia no se trámite ningún Proyecto de Ley ni ratificación de Tratados Internacionales.
  3. Exigimos el retiro de todos los Proyectos de Ley que conculcan los derechos sociales, económicos y culturales del pueblo chileno: Pensiones, Reforma Tributaria, Ley del Sence y la no aprobación del TPP.
  4. La definición e implementación de un paquete de medidas económicas de urgencia en materia de derechos sociales para el pueblo trabajador de Chile en torno a los temas contenidos en nuestra declaración fundacional de Unidad Social.
  5. Proponemos avanzar a una Asamblea Nacional Constituyente para que elabore participativamente un nuevo marco estructural de la sociedad chilena, y que abra paso a un nuevo modelo de desarrollo nacional, que ponga término al actual modelo neoliberal injusto y abusivo.

Finalmente, la Mesa de Unidad Social dijo rechazar “las graves declaraciones del Presidente Piñera, que señala que ´está en guerra´ en contra el pueblo de Chile. Quién arrastra al país a una grave confrontación no merece ser Presidente de Chile, por lo que exigimos su renuncia”.

Entre las organizaciones que convocan y adhieren están la Central Unitaria de Trabajadores, Coordinadora no más AFP, Asociación Nacional Empleados Fiscales, CONFUSAM,  FENPRUSS, la Confederación Coordinadora de Sindicatos del comercio y servicios financieros, la Federación de Asociaciones de la Salud Pública, Confederación bancaria,  la Confederación Democrática de Profesionales Universitarios de la Salud, el Sindicato Interempresa Líder SIL, Colegio de Profesores, FENATS Nacional, CONES, CONFECH, Chile mejor sin TLC, la Cumbre de los pueblos, FECH, FENAPO y FEUARCIS.

Mesa del Sector Público

 Por su parte, las y los trabajadores del Estado, agrupados en 16 organizaciones representadas en la Mesa del Sector Público, manifestaron su adhesión a la huelga general.

“No aceptamos la presión inhumana a la que están siendo sometidos las y los funcionarios públicos de nuestro país, de obligarlos a trabajar incluso poniendo su integridad personal y de quienes dependen de ellos”, indicaron.

Las y los trabajadores del Estado denunciaron el intento de construir un acuerdo político que calificaron de cupular: “Estamos disponibles para concurrir a un gran acuerdo social que hoy la calle demanda, sin embargo, este nuevo pacto social no puede hacerse sin la presencia de los trabajadores, si no están los trabajadores ni los actores sociales, no es acuerdo social, sino un débil acuerdo político que no estamos disponibles a respaldar”, enfatizaron.