Diversas organizaciones de la sociedad civil y del mundo de la cultura están postulando al poeta Mario Toro Vicencio al Premio Nacional de Literatura 2020.

 

Según, Ana María Aros -quien lidera al grupo de fieles lectores- sostiene que Toro tiene los méritos suficientes y con creces para obtener el premio que se entrega cada dos años.

 

Durante la pandemia hay un poeta que volcó todos sus sentires en  hermosos poemas. Pronto a salir al público, tanto en Europa como Latino América, el Poemario OPINO,resulta conmovedor, emotivo, a veces, desgarrador. Son los sentimientos del mundo en este tedioso momento, que vive nuestro Globo Terráqueo”, cuenta.

 

Mario Toro, quien vivió su exilio en Suecia, posee libros destacados en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. “Por la calidad y lo entretenido de ellos, pero especialmente por la emotividad y empatía que tienen sus poemas, siempre llegan al  corazón de los más vulnerables ysiempre con una mirada holística”, agrega Aros.

 

Entre ellos, se cuentan: «Viaje al fondo del dolor»«Poemario, Un impulso a la verdad” y “Tres historias, un correo, mil verdades”. En estos momentos, Editorial Planeta  está a punta de lanzar «Poemario OPINO», una oda épica a estos tiempos en que la humanidad lucha con un virus desconocido y encuentra a Chile  a medio andar con la protesta social, pero con una sensibilidad a lo acontecido en todo el mundo.

 

Mario Toro Vicencio, Intérprete, traductor, experto en cooperativas, empresario, ex funcionario de gobierno y escritor, nacido en Valparaíso, está radicado en Talca desdehace ya 18 año. Vivió su exilio en Suecia, país en que sus hijos decidieron quedarse, dejando, según él, la prolongación de sí mismo y parte de su vida. 

 

Retornó a Chile después de 15 años de estadía en ese país, en el que ofició como relacionador y “puente” entre el exilio del Cono Sur de nuestra América y la sociedad sueca, destacándose en la acogida e inserción de refugiados de Latinoamérica en los campamentos de refugiados y en el Departamento Laboral del Mercado Ocupacional. Profesionalmente trabajó, con dedicación, aspectos pedagógicos y metodológicos importantes en el equipo piloto que se hizo cargo de personas excluidas y marginadas,y con dificultades de reinserción en la instancia creada para resolver esos problemas, denominada Instituto del Mercado Laboral.

 

Figuras destacadas como Mario Leyton Soto, Premio Nacional de Educación 2009, lo apoya en dicha postulación. También Víctor Salas Opazo, Decano de Economía en la Universidad de Santiago, ha entregado un documento de patrocinio y apoyo manifiesto a esta candidatura.