En una dura declaración, la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de la Región del Maule condenan y cuestionan el nombramiento como Ministro del Interior al militante de la UDI, Víctor Pérez Varela por un permanente encubrimiento de organizaciones criminales durante la dictadura del general Augusto Pinochet Ugarte.

En el extenso comunicado, la entidad señala que Pérez fue un funcionario de la dictadura cívico militar como alcalde designado por Pinochet, en la ciudad de Los Ángeles, “lugar que fue escenario de graves violaciones de los derechos humanos. Todos estos han quedado consignados tanto en el informe Rettig como en procesos judiciales”.

Agregan que siendo edil designado, se vinculó estrechamente en el círculo de amigos y de protección de la organización criminal, Colonia Dignidad, que en la ciudad de Los Ángeles tenía uno de sus centros de apoyo más importantes” y que, en esa ciudad,operaba una verdadera célula criminal que prestaba logística financiera y de inteligencia política a la Colonia Dignidad. Estas labores ilegales estaban encabezadas por el empresario José Miguel Steigmaier, quien fue denunciado públicamente tras ser nombrado gobernador en el primer gobierno de Sebastián Piñera. El actual ministro del Interior lo defendió pública y enérgicamente”.

Denuncian que antes y durante el periodo que Pérez Varela fue alcalde, varios agentes civiles, ex Patria y Libertad, e informantes que usaban apodos (Ldm, Ldw, Kathi, Waserfall, entre otros) entregaban profusa información de decenas de personas de Los Ángeles a los criminales alemanes de la Colonia Dignidad. Dicha información la hemos podido conocer gracias a la desclasificación de las Fichas de Inteligencia encontradas en el enclave alemán, que hoy se encuentran disponibles en el sitio www.fichas-chile.com del investigador Dieter Maier.

Acto seguido, sostienen que tienen claras sospechas fundadas de que las autoridades comunales de la dictadura de la época formaban parte de la red de informantes de la Colonia Dignidad, vulnerando así la intimidad de las personas con un claro propósito represivo.

También señalan que la defensa que hizo Pérez Varela de la Colonia Dignidad, siendo diputado, es coherente con la estrecha relación con los criminales. Su firma aparece estampada en los votos que rechazaron el informe de la Comisión Investigadora sobre la Cancelación de la Personalidad Jurídica, en 1995 y en el voto disidente donde califican las acusaciones como “tendenciosa y desfigurada en que se insiste en presentar la realidad de Colonia Dignidad”; …el informe se fundamenta en apreciaciones subjetivas acerca del modo de vida en Colonia Dignidad”; “El informe se basa en hechos no debidamente acreditados o derechamente erróneos”. Sobre esto cabe mencionar que el nombre de Víctor Pérez aparece, junto a otros parlamentarios de derecha que votaron a favor de la Colonia Dignidad, escrito a mano en una nota que forma parte de los miles de documentos secretos que fueron incautados entre los años 2000 y 2005 por la justicia. Nos preguntamos ¿votó por instrucciones de Paul Schaefer, anteriores a la audiencia?”.

Por último, hacen un llamado a la opinión pública nacional e internacional, especialmente la de Alemania, sobre la calidad moral de este funcionario, muy especialmente en tiempos del despertar social de nuestro país, que ha dicho basta de los abusos y exige una nueva Constitución con su Convención cien por ciento electa.