Como bien reza el dicho, “el que la sigue, la consigue” y no podría ser más cierto.  Enrique Paris Mancilla, médico cirujano de profesión y titulado en la Pontificia Universidad Católica,  terminó por entrar al gabinete de la segunda administración de Sebastián Piñera. Durante los dos últimos años hizo esfuerzos ingentes para liderar la cartera de Salud, pero nunca había sido considerado… hasta ahora.

El 11 de marzo de 2018 cuando arribó a La Moneda el Presidente Piñera, Paris vio frustrada su ambición por llegar al ministerio de calle Monjitas. No lo podía entender, pues él había trabajado a concho en la comisión programática de Salud en el comando del candidato de Chile Vamos. Finalmente, el nuevo Presidente optó por Emilio Santelices, un médico que hace un año ha había tenido cercanía con la Democracia Cristiana. En la interna, París no lo podía creer porque había dado muestras suficientes de su lealtad y apoyo a Piñera, aunque no siempre fue así.

Hubo una época en que Paris, siendo independiente, pololeó con la ideas de la centroizquierda chilena. Por eso, no resultó raro que en la primera presidencia de Michelle Bachelet Jeria el médico fuera un activo asesor de las políticas públicas impulsada por la mandataria socialista. ¿Qué fue lo que pasó? Esa misma centroizquierda le cerró las posibilidades de optar a un cargo parlamentario por esa coalición. De ahí, en adelante comulgó con las ideas de la centroderecha, y con una cierta simpatía por el partido Renovación Nacional.

El hito que lo marcó más profundamente y donde dio visos de ese giro ideológico fue cuando llegó a ser Presidente Nacional del Colegio Médico. Barrió del gremio a todo lo que oliera a izquierda.

Desde el punto de vista de sus relaciones humanas, efectivamente es una persona más cálida que Jaime Mañalich y un mejor comunicador sin duda alguna. Resulta muy gráfico en explicar sus ideas, pero también se dice que es muy desconfiado incluso con su entorno más cercano.  Algunos médicos, que prefieren resguardar su anonimato, señalan que el triunfo que lo catapultó a la Presidencia del Colegio Médico fue su excelente gestión en el  Departamento de Solidaridad Gremial, una especie del club de beneficencia donde médicos o médicas pueden optar a préstamos solidarios.

A diferencia de Mañalich, Paris cuenta con una extensa red de organizaciones y contactos en el campo de la salud que le podrían hacer más fácil llevar adelante la Secretaría de Salud, aunque no se sabe a ciencia cierta lo que podría ocurrir con el actual Colegio Médico. Está en la retina de todos los chilenos y chilenas las pesadas críticas que le hizo a la actual presidenta del Colmed, Izkia Siches, descalificándola en su participación en la Mesa Social Covid 19.

Sobre el rol y desempeño del nuevo Ministro de salud, Enrique Paris, está todo por verse…