Nuevamente la tensión se instaló en La Moneda, luego que la Mesa Ejecutiva del Partido Socialista, encabezada por su presidente, Álvaro Elizalde, respaldó el proyecto presentado por la diputada comunista Camila Vallejos que pretende reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales. Es una de las varias preocupaciones de Sebastián Piñera.

Los días de festejos de Fiestas Patrias le habían dado un  respiro al gobierno que se ha dedicado a llamar a sus parlamentarios a alinearse con la propuesta gubernamental, como lo hizo el ministro del Trabajo, que llamó  a su bloque a alinearse, señalando que “es una obligación de cada parlamentario respetar y hacer respetar la Constitución. Si un Gobierno, cualquiera sea este, sencillamente decidiera respetar la Constitución o no hacerlo dependiendo de lo popular o impopular de un proyecto, sentaríamos un pésimo precedente”.

En la reunión socialista que activó el tema estuvieron presentes, además del jefe del PS, Álvaro Elizalde, los senadores José Miguel Insulza e Isabel Allende; los vicepresidentes Jaime Romero, María Guajardo y Carolina Oteíza; la vicepresidenta de la Mujer, Karina Delfino; el presidente de la Juventud Socialista, diputado Juan Santana, y el secretario general, Andrés Santander.

Elizalde afirmó que “para nosotros como socialistas es imprescindible generar condiciones para conciliar la vida laboral con la familiar. Eso implica avanzar hacia jornadas laborales más humanas y, sobre todo, que permitan elevar los niveles y estándares de vida en nuestro país. Por eso, nos parece que este es un proyecto importante, que constituye una contribución para efectos de avanzar en ese sentido”.

En beneficio de los [email protected]

El senador Insulza, por su parte, dijo que “ocho horas diarias, cinco días a la semana, es menos del promedio que hay en la mayor parte de los países de la OCDE, y eso es importante recalcarlo”. “Seamos miembros de la OCDE para cosas que también favorecen a los trabajadores y no sólo a los empresarios”, señaló.

La senadora Isabel Allende sostuvo que la iniciativa es bastante sencilla y tiene un hecho de fondo, que es reducir la jornada laboral manteniendo los ingresos y no afectando la productividad en la medida que la gente pueda hacer lo mismo que están realizando en menos tiempo.

Finalmente, el diputado Juan Santana, quien participa en la bancada transversal por las 40 horas, calificó como muy positiva la reunión. “El que hoy día hayamos sostenido una conversación con la diputada Vallejo, impulsora del proyecto, constituye una buena acción política por parte del Partido Socialista para ponerse detrás de esta iniciativa que va en directo beneficio de las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras en Chile”, indicó.