Ante la crisis sani
taria originada por el Covid 19, la Federación de Colegios Profesionales manifestó su preocupación por el respeto a los Derechos Humanos de todas las personas que, por razones de sus funciones o ejercicio profesional, están expuestas a contagio”. Según precisó, “ello incluye especialmente a los trabajadores del sector salud, a los trabajadores de entidades públicas o privadas que proveen servicios esenciales para la poblacióny a los funcionarios y conscriptos de las FFAA, Gendarmería de Chile, Carabineros e Investigaciones.

La entidad denunció que “cada día nos informamos de como importantes sectores de profesionales y trabajadores que no pueden mantenerse en sus hogares en razón de sus funciones e incluso sobrevivencia económica, se ven expuestos ellos y sus familias ante el contagio involuntario, sea en el transporte público atestado en los horarios punta, hasta por la falta de condiciones sanitarias mínimas en sus lugares de empleo.

En declaración pública, la Federación señaló que “resultan alarmantes situaciones de contagio masivas por falta de condiciones mínimas de salubridad, como la acontecida recientemente en el Hospital de La Florida. Esta situación, se agregó, “es tan tan indignante como la negativa gubernativa de otorgar licencia de trabajo a quienes, sin ser detectados como positivos, se les obliga a una cuarentena preventiva.

Frente a este delicado panorama, la Federación hizo un llamado urgente a respetar los derechos humanos de tales prestadores de servicios, a la vez que emplazó a sus empleadores y al Estado “a lo menos, a adoptar de manera oportuna, medidas mínimas de resguardo sanitario, como la provisión de insumos de protección ante el contagio, por ejemplo, a quienes hoy son la primera línea en la defensa de una salud digna.  

Asimismo, hizo un llamado a los profesionales y trabajadores en general, a denunciar a empleadores que no presten las condiciones mínimas sanitarias para desarrollar sus funciones, sobre todo por cuanto –en razón del Art. 184 bis del Código del Trabajo- se encuentran protegidos legalmente por el derecho a interrumpir sus labores y, de ser necesario, abandonar su lugar de trabajo cuando considere que, por motivos razonables, continuar con ellas implica un riesgo grave e inminente para su vida o salud”.

Igualmente, instó a las autoridades a adoptar las medidas de dotación de insumos y la policía de cuarentena sugeridas por los colegios profesionales universitarios del sector salud” precisando que “el cuidado de la vida no puede ser restringida por el lucro.

Finalmente, la agrupación de profesionales universitarios señaló que también era deber del Estadoactuar de manera responsable en el respeto de los DDHH en toda circunstancia, especialmente en situaciones de emergencia y catástrofes, de acuerdo a la normativa internacional vigente, y esa responsabilidad opera tanto por acción, como por omisión o negligencia, concluyendo que “ es de cargo del Estado la protección del derecho a la salud, no bastando su sola declaratoria; es menester que ella también se encuentre garantizada efectivamente y, aquello, hoy en Chile, no existe.