El presidente de la comisión de Salud del Senado, Rabindranath Quinteros dijo que
“la salud no puede seguir en manos de los privados y el Estado debe tomar el control de esta área para sacar y alejar de este sistema a quienes quieren lucrar con la salud de las personas”.

Añadió que resulta fundamental fortalecer el sistema de salud público, afirmando que la pandemia del Covid-19 dejó en evidencia la fragilidad de la red asistencial y que Chile tiene la responsabilidad de mejorarla. “Mucha razón tiene el Presidente de Francia quien aseguró que la salud gratuita, el Estado de bienestar no son costosos ni cargas, sino que son bienes preciosos que deben estar fuera de las leyes del mercado”.

En ese sentido, precisó que, “enfrentamos esta pandemia con el temor que nuestro sistema público colapse y no sea suficiente para atender una gran cantidad de enfermos que puedan contraer el virus. Por eso debemos tomar las máximas precauciones para evitar la mayor cantidad de contagios”.

“Hoy es el  Covid -19, pero mañana puede ser otro mortal virus y el Estado de Chile debe valorar la importancia de nuestro sistema de salud público y que se requiere inyectarle recursos, fortalecerlo para que enfrente todo tipo de emergencias sanitarias. La salud no tiene precio y no puede ser vista como un bien de consumo que se transa en el mercado”, declaró.

Vacunación

Por otro lado, el senador socialista llamó al gobierno y las autoridades de salud a planificar de mejor forma la vacunación de la influenza para los sectores más vulnerables de la población. “Lo que no puede ocurrir es que la gente acuda de manera masiva a los centros, ya que va en la dirección contraria de lo que indica la OMS en orden a que el Covid-19 se propaga con mayor facilidad en las aglomeraciones. Hay que cuidar especialmente a los adultos mayores y ordenar la entrega de esta vacuna”, subrayó.