El abogado, Carlos Gajardo, que representa a la familia, manifestó que el daño del estudiante de 21 años es irreparable, mientras que el joven estudiante de psicología, de 21 años, envió un mensaje desde la clínica donde está internado: “Sigan luchando”.

Este martes 12 de noviembre de 2019, el abogado Carlos Gajardo presentó una querella criminal por lesiones gravísimas contra quienes resulten responsables del irreparable daño sufrido por el estudiante Gustavo Gatica, quien el pasado viernes recibió el impacto de balines en sus ojos por parte de carabineros. A la diligencia, en la que el ex fiscal representa a la familia, adhieren también la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, plantel en el que Gatica cursa tercer año de psicología y el Colegio Médico.

Gajardo informó que, de acuerdo a los informes médicosk, es muy probable que Gatica quede completamente ciego. “Estamos ante un caso emblemático que viene a constituir el corolario de una serie de hechos semejantes que han afectado a aproximadamente 200 jóvenes en el país” y que, en una cita previa con la fiscal Ximena Chong y la familia del estudiante, acordaron profundizar al máximo en las investigaciones. Advirtió también que este tipo de lesiones son inéditas en comparación con cualquier otra protesta en cualquier lugar del mundo y que esto le suma a la acción “una responsabilidad penal que esperan demostrar a partir de la investigación que está realizando la Fiscalía Centro Norte”.

Sin información aún

El prosecutor que adquirió notoriedad como fiscal del bullado caso Penta, actualmente lleva adelante la investigación por la muerte del joven José Miguel Uribe, ocurrida en medio de las primeras manifestaciones registradas en Curicó que mantiene a un soldado del Ejército en prisión preventiva. Dijo sentirse extrañado de que, pese a que el Director General de Carabineros, Mario Rozas, haya asegurado que se encuentra identificado el funcionario policial que percutó el disparo de balines contra Gustavo Gatica, la fiscalía no cuente con esa información aún.

En la misma presentación participó la familia del estudiante que hoy está internado en la Clínica Santa María. Su hermano, Enrique Gatica, agradeció las muestras de apoyo que han recibido hasta ahora y entregó un mensaje encargado por Gustavo: “El mensaje que nos pide que les transmitamos como familia es: “sigan luchando. Por favor no pierdan la lucha. No podemos permitir que todo este sacrificio, la sangre derramada y los esfuerzos que se han realizado queden en nada”.

Agregó Enrique que “Él está muy consciente del por qué estaba ese día en Plaza Italia y ese ideal de justicia social y de dignidad para el pueblo chileno lo mantiene intactos”, dijo junto con explicar que la familia no desea realizar declaraciones por el desgaste emocional que les genera la situación.

Por su parte, el rector de la UAHC, Álvaro Ramis, reitero la urgencia de acabar con el uso de balines y escopetas antimotines como armamento disuasivo y llamó directamente al Ministro del Interior a asumir una responsabilidad sobre esta “política indolente”. “Acá hay una responsabilidad internacional que se debe juzgar y vamos a hacer todo lo posible por internacionalizar esta causa apelando a académicos y autoridades para que se hagan parte de este tipo de declaraciones que buscan impedir que se siga masificando el daño a quienes hoy se manifiestan por la dignidad del pueblo chileno”.

La autoridad del plantel, también, indicó que el gobierno intenta ocultar esta responsabilidad de manera intencionada: “Eso fue muy evidente en la comparecencia del gobierno chileno en Quito ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos donde dio una declaración absolutamente vergonzosa y negacionista de aquellas prácticas policiales que hoy vemos masificadas en el país”.

Al respecto, hay que mencionar que el día de ayer, las autoridades de una decena de universidades chilenas interpusieron un recurso de protección para garantizar la seguridad de los estudiantes y detener el uso de escopetas antimotines, balines y perdigones.