El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, anunció acciones judiciales contra los responsables de la agresión que sufrió Vicente Muñoz, estudiante de primer año de teatro, quien perdió la visión de su ojo izquierdo luego de recibir el impacto de seis balines durante las manifestaciones en Plaza Italia.

En el frontis del Hospital del Salvador, junto a familiares del joven, académicos, representantes del Colegio Médico y de la Federación de Estudiantes, Vivaldi recordó que los oftalmólogos han señalado que Chile está ante una “epidemia de traumatismos oculares”.

“El número de casos que hemos visto es tal que a muchos nos ha hecho preguntarnos hasta qué punto no es intencional el atacar de ese modo a los manifestantes que están haciéndolo de una manera pacífica. Uno quisiera pensar que no lo es y estoy dispuesto a aceptar que no lo haya sido, pero después de todos los casos de pérdida de ojo, que no se tome una medida de inmediato que diga esto no puede seguir, no puede volver a haber un niño con la visión de un ojo perdido, me parece absolutamente increíble”, indicó.

El rector manifestó que es imposible de entender “que no cesen de inmediato ese protocolo cuando es obvio que no son capaces de manejarlo de una manera adecuada o civilizada”.

Agregó que “a cualquier espectador que ve estas escenas por televisión no le cabe duda de que hay un contraste entre la tremenda violencia con la que se ataca a los jóvenes que están manifestándose pacíficamente y, paradojalmente, la absoluta indulgencia con que pueden desenvolverse quienes hacen saqueos o incendios, eso no puede ser algo que aceptemos”.

Finalmente declaró que como autoridades universitarias, el deseo fundamental es que exista un diálogo que permita llegar a acuerdos de manera pacífica, para lo cual debe existir un cambio drástico en la forma cómo se maneja el trato con los manifestantes: “nunca más ataques con balines, al rostro a dos metros a jóvenes, eso tiene que cesar ahora mismo”, subrayó.

Disparos a dos metros

Ennio Vivaldi, en conjunto con otros seis rectores, de las universidades de Santiago, Diego Portales, Alberto Hurtado, Católica de Valparaíso, Adolfo Ibáñez y Academia de Humanismo Cristiano, donde estudia el joven de 20 años, Gustavo Gatica, quien recibió balines en ambos ojos, presentaron este lunes un recurso de protección para asegurar la integridad física y psíquica de las y los estudiantes durante las protestas, evitando, entre otros, “nuevos casos de mutilaciones oculares y otras graves lesiones corporales ocasionadas por las municiones utilizadas por Carabineros de Chile en contra de alumnos de las Universidades, como ya ha sucedido en los últimos días”.

Catalina Muñoz, hermana de Vicente, denunció que el joven “fue agredido por Carabineros de Chile, a dos metros de distancia, disparándole perdigones en todo su cuerpo, los cuales se alojaron en su brazo, en su hombro y uno de ellos en su ojo. Acaba de salir de cirugía, perdió la visibilidad de su ojo izquierdo, tiene 18 años”, dijo.

“Hoy día nos tocó a nosotros, durante estas cuatro últimas semanas le ha tocado a un montón de  familias chilenas vivir este mismo dolor, ha habido muertos en esta lucha, y no muertos al azar, han sido asesinados por el Estado de Chile”, añadió.

En tanto, Emilia Schneider, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Fech, expresó que “Quien diga que en Chile no se están violando sistemáticamente los Derechos Humanos está negando la realidad y es cómplice de la impunidad en nuestro país”.

Añadió que la Fech se hará parte de las acciones legales que presentará la universidad “porque creemos que acá no puede no haber responsables política y penalmente” y emplazó al gobierno a terminar con la escalada de violencia.

“Emplazamos al Presidente Sebastián Piñera, al ministro del Interior Gonzalo Blumel, al Director General de Carabineros, a hacerse responsables política y penalmente de lo que está ocurriendo, porque hoy día a nuestro pueblo se le reprime, tortura, violenta, por ejercer su derecho a manifestarse en contra de un modelo de precarización, de indignidad y de muerte, aquí lo que están haciendo el gobierno es quebrar de facto nuestra democracia”.

Proyectiles con contenido metálico

Entretanto, la oftalmóloga de la Unidad de Trauma Ocular del Hospital El Salvador y docente de la Universidad de Chile, Rosa Balcells, informó que a Vicente Muñoz “se le realizó una cirugía de exploración donde se pudo constatar que tenía un estallido ocular, que es una lesión severa, con pérdida del contenido ocular, lo que requirió una cirugía reparadora que implica la extracción de los restos del globo ocular y un implante para poder ponerle una prótesis posteriormente, por lo tanto es un ojo perdido desde el punto de vista visual”.

La doctora detalló que el proyectil es similar al que han debido extraer a los múltiples pacientes que han atendido en las últimas semanas, de goma, de unos 8 milímetros aproximados de diámetros. “Creemos que tiene algún contenido metálico en su interior porque da una imagen metálica en la radiografía, a pesar de que en macro cuando uno lo ve es como de una goma negra, como de caucho”.

229 víctimas de traumas oculares

 Respecto del número y severidad de atenciones que la Unidad de Trauma Ocular del Hospital El Salvador ha debido enfrentar, en el marco de las manifestaciones ocurridas en la Región Metropolitana, la Sociedad Chilena de Oftalmología, Sochiof, informó que desde el 19 de octubre al 11 de noviembre se presentaron 174 pacientes con trauma ocular severo, 34 de los cuales presentaron traumatismo ocular con globo abierto, es decir, estallido ocular o herida penetrante ocular, siendo el principal mecanismo de acción herida por balines.

29 pacientes sufrieron pérdida total de la visión del ojo afectado, mientras que el 47,9% presentó disminución severa de la visión. En su mayoría, las graves lesiones oculares observadas se asocian a impacto por balines utilizados con escopetas antidisturbios.

La Sochiof cuenta con información confirmada de 55 casos más registrados en otros centros de atención, tanto en Santiago como en regiones, durante el mismo período. El de mayor gravedad corresponde al caso de Gustavo Gatica, atendido en una clínica privada, quien sufrió un trauma ocular bilateral severo la tarde del viernes 8 de noviembre.

La Sociedad Chilena de Oftalmología insistió públicamente en el llamado a las autoridades del Ministerio del Interior y a las Fuerzas de Orden y Seguridad, a tomar medidas urgentes para detener la utilización de balines antidisturbios “ya que están generando un inédito número de pacientes con lesiones oculares graves con daño visual severo. Las escopetas antidisturbios son armas imprecisas y peligrosas por usar múltiples balines contenidos en un cartucho, que al ser disparados, presentan un amplio cono de dispersión, además de la posibilidad de rebotes que conllevan un alto riesgo de compromiso ocular, incluso respetándose los protocolos”.

Además, recalcó la importancia de la prevención que cada persona debe tener para reducir el riesgo de sufrir un trauma ocular severo, siendo la principal medida el uso de lentes protectores o antiparras certificadas por el ISP y que cuenten con la certificación americana ANSI Z87.1 (Z87+) o europea EN-166 que brindan protección ante impactos externos.