Como cada año, miles de mujeres marcharon por la Alameda en Santiago para conmemorar el 25 de Noviembre (#25N), Día Internacional por la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres, tras la convocatoria realizada por centenares de organizaciones de mujeres y feministas, entre ellas, la Red Chilena Contra la Violencia que llamó a movilizarse bajo el lema “Somos + ¡No Damos Ni Un Paso Atrás!”.

En una declaración pública, la organización manifestó que “no daremos ningún paso atrás”, en el contexto actual y ante la amenaza de la ultraderecha, “que atenta contra la autonomía y libertad de las mujeres y disidencias sexo genéricas”. El texto añade que respaldan el trabajo realizado por la Convención Constitucional, “que termine con la herencia de la dictadura cívico-militar y prefigure una nueva compresión del país, que represente la pluralidad de personas y pueblos que habitamos este territorio. En especial valoramos la acción de las feministas que la integran y su empeño por posicionar asuntos claves para las mujeres”.

Por su parte, convencionales feministas presentaron este 25N una iniciativa constitucional que busca consagrar el derecho de las mujeres, niñas, diversidades y disidencias sexogenéricas a una vida libre de violencia de género en el ámbito público y privado.

Mientras, en más de 65 puntos del país se replicaron acciones públicas contra la violencia y en defensa de los derechos conquistados, ante la arremetida de grupos ultraconservadores.