Es tiempo que los datos y códigos abiertos tomen protagonismo. Es tiempo de proyectar herramientas digitales para que voluntarios se puedan organizar en tiempo real en torno a las diversas necesidades y desafíos que surgen desde el territorio. La gran tarea es utilizar los datos para la inteligencia territorial, estimulando la colaboración cívica.

Los casos iniciales de Italia y España, a los que se suman EE.UU. e Inglaterra, evidencian que uno de los grupos más afectados es la Tercera Edad, población en riesgo, imposibilitada de comprar -por ejemplo- sus medicamentos. Esta necesidad en Chile puede ser subsanada con la ayuda de plataformas que georeferencian esa carencia para que voluntarios puedan ayudar de manera inmediata. Prevenir este tipo de situaciones puede ayudar a salvar muchas vidas.

La iniciativa Frena la Curva Chile se apoya en una alianza entre diversos agentes de cambio públicos y privados, entre los cuales está Fundación Abriendo Datos, Hogar de Cristo, Acción Solidaria, Diversifica, Siembra Cambio, Clineduca, Espacio Cívico Araucanía Hub, Educolab, Grupo Recrea, entre otros. Esta plataforma reúne las acciones ciudadanas a nivel nacional frente al coronavirus y contribuye a frenar la curva de contagios, en colaboración con 18 países de la red internacional Frena la Curva.

Frena la Curva Chile, busca identificar necesidades del territorio nacional ante la pandemia, y colectivamente, mediante participación e innovación ciudadana.

Estar en cuarenta y en la grandes ciudades puede potenciar la desconexión entre vecinos, debido al miedo al contagio. El miedo nos paraliza y no nos deja ver con claridad barreras que pueden ser superadas con más comunidad, siendo audaces en la utilización del ecosistema digital. Permitir que la ciudadanía sea parte activa de la resolución de problemas en sus comunidades será clave para una sociedad post Covid.

Más allá de las encuestas, lo que ocurrió en la Teletón el pasado 3 y 4 de abril, demuestra que existe una pronunciada ayuda ciudadana, que no discrimina en perfiles y edades, queriendo ayudar en los márgenes de sus posibilidades. Esta energía ciudadana es vital para la colaboración y confianza entre las personas en un escenario de pandemia y temor.

Aún estamos a tiempo de diseñar plataformas digitales que permitan generar colaboración a personas, empresas, organizaciones sociales y gobiernos para enfrentar los terribles efectos del Covid19. Con el objetivo de canalizar la energía social, la resiliencia cívica y la innovación social para co-crear desde la sociedad civil una respuesta sensata, más coordinada y cohesionada, complementaria a la respuesta del Estado y así juntos frenar la curva de contagios.

Los invitamos a sumarse a Frena la Curva una iniciativa de las personas para las personas.

  • Web: www.frenalacurva.cl
  • Instagram: Frenalacurvacl
  • Facebook: Frena la Curva Chile
  • Twitter: FrenaLaCurvaCL