Frente a este nuevo escenario social, familiar y laboral se instala un nuevo desafío para la humanidad y la salud mental. Hoy hablamos de Teleterapia, una fórmula de trabajo en salud mental que tiene sus adherentes así como también sus detractores, las críticas pueden ser variadas y desde distintas esferas. Sin embargo, no podemos desconocer la necesidad de entregar una respuesta frente a todo lo que hoy se está viviendo y la fragilidad que muchas veces nos hace sentir la pandemia.

Hoy un grupo de especialistas de la salud mental se han preocupado de dar respuesta a la demanda social por contención y apoyo desde lo emocional. Los profesionales son enfáticos en resaltar que acá no se puede improvisar y si bien para muchos puede ser algo nuevo, este es una modalidad de trabajo que lleva un tiempo importante entre nosotros, ejemplo de ello la formación on line y lo más clásico en nuestro país, Teleduc, creado en 1977, el cual duró hasta el año 2003, la diréccion del programa educativo se destaca por Luz Montero y se presentó en nuestro pais a través del canal católico.

Para M. Fernanda Flores, psicóloga infantil y fundadora del espacio salud mental online, señala que uno de los más complejos desafíos que nos propone la contingencia está relacionado con la distancia y el aislamiento social, lo que nos abre nuevas oportunidades tecnológicas para comunicarnos. Estas nuevas formas de comunicación incluyen al teletrabajo, telereuniones, la telemedicina, etc. y se abre paso la teleterapia o psicoterapia online, que resulta especialmente relevante en estos tiempos de incertidumbre y de ansiedad como una forma de dar continuidad a los procesos terapéuticos iniciados de manera presencial, así como también de abrir nuevos espacios de acompañamiento para co-construir o ayudar a reestablecer el equilibrio psicológico.

Flores agrega que considerando que existen ciertas limitaciones debido a las condiciones mínimas necesarias para poder realizar una psicoterapia online (conexión a internet, espacio tranquilo con buena iluminación, etc.) hay que reconocer que es una herramienta muy útil para evitar la exposición y riesgos de contagio. Si dejamos de lado esas barreras, a veces nos encontramos con otro tipo de resistencias para dar inicio a una teleterapia, por ejemplo en relación a la psicoterapia infanto-juvenil. Resistencias que podrían estar asociadas, por ejemplo, al desconocimiento en relación al encuadre o metodología de trabajo. Sin embargo, la inmensa flexibilidad de los niños y adolescentes no deja de sorprendernos, en relación a su capacidad para adaptarse al uso de la tecnología, no podemos olvidar que son generaciones nativas digitales.

De igual manera, y en base a mi experiencia en el trabajo con niños, adolescentes y padres en general, resulta fundamental mantener cierta estructura al interior de las sesiones, de manera que exista un espacio ordenado, armónico, estable y predecible. Con esto me refiero a las rutinas, actividades y horarios previamente establecidos. Así como también, al uso de herramientas de apoyo, como actividades, cuentos o juegos, donde se trabajen temáticas específicas asociadas a los objetivos terapéuticos”, relata Fernanda Flores.

Alejandro Nachari G, psicólogo clínico yespecialista en adicciones, sostiene al respecto queel contexto actual de pandemia propicia un escenario que genera distintas condiciones que favorecen el aumento del consumo de alcohol y drogas, así como también, de otras conductas adictivas, como el consumo de juegos de videos, apuestas online y pornografía, (por nombrar las más conocidas). Muchos son los desafíos que conlleva hacerse cargo de dicho incremento. Desafíos tanto para la persona que padece la adicción, como para el profesional que la trata. Es un contexto inédito y,por lo mismo, se requiere re-pensar y re-estructurar “el espacio terapéutico” en función de la continuidad del tratamiento, de la adherencia y de la mejoría de quien consulta. Y es en este escenario de aislamiento social, de cierre de centros de salud mental, de reorganización, que se erige como fundamental la “teleterapia”. Una herramienta que ya se venía utilizando por sus múltiples beneficios, pero que hoy en día ofrece un escenario fundamental para no descuidar la salud mental, más aún, considerando el contexto actual donde la salud mental se considera primordial para hacer frente a los desafíos que este nuevo escenario presenta”.

La Teleterapia no solo es una herramienta cercana, sino también nos permite llegar como especialistas a lugares donde nos los hay, y que el apoyo psicopsiquiatrico es necesario. Lo anterior permite la presencia profesional y con ello la mejora de la salud mental de cualquier persona y con una herramienta tan masiva como el teléfono. Bajo esta modalidad, terapeuta y paciente se encuentran en un espacio que acerca sus realidades locales y que permite un acceso a quienes por distancia, limitaciones físicas o logísticas no habrían podido acceder a un profesional de la Salud Mental. La tele medicina nos permite como médicos ingresar al espacio personal del paciente, verlo en su medio y evaluar al individuo sin un gran esfuerzo de desplazamiento o tiempo de espera por parte de este”, añade la Dra. Alejandra Parada.

Por su parte, J.L. Diaz afirma que esste espacio de aislamiento nos ha enfrentado con esos fantasmas que rondaban en nuestros sueños. La teleterapia,para nosotros, no es una herramienta improvisada y eso es fundamental al momento de ejercerla y también de ocuparla, por ello grupos afiatados con años de trabajo y experiencia existen y hoy están a la vanguardia de esta nueva forma de contención emocional.

Diaz acota que “en salud mental no se puede improvisar, si bien creemos que el vínculo que se establece en la terapia cara a cara es lo más importante, esta modalidad nos obliga a traspasar ese abrazo contenedor a través de la pantalla y para eso nos hemos preparado y asesorado”.

El equipo de salud mental online está conformado por psiquiatras, psicólogos y colaboradores de la salud los que entregan un servicio integral y multidisciplinario. Destacando atenciones frente a violencia, adicciones, depresion y otros malestares emocionales que hoy vive la población.

Contacto:

psiquiatriaypsicologia.cl@gmail.com