Mientras la cobertura mediática de las presidenciales se ha concentrado especialmente en el anuario del candidato presidencial del PC, Daniel Jadue, el alcalde de Recoleta participó este martes en un foro ante académicos y autoridades de la educación superior donde fue interpelado sobre asuntos estrictamente referidos al programa de su eventual gobierno. Cuestiones sobre medio ambiente, interculturalidad y educación desde un panel de intelectuales de las ciencias sociales, las artes y la pedagogía fueron abordados desde una perspectiva ciudadana y de futuro. Como “un espacio alejado de las caricaturas de otros foros”, describió Jadue este panel conformado por autoridades y académicos/as de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano.

El candidato se refirió a las transformaciones culturales y sociales que implicaría un gobierno como el que propone en el que las nuevas formas de participación se extrapolarían las de su experiencia como alcalde desde 2012. Esto, restando atribuciones a un poder ejecutivo que considera hoy demasiado presidencialista, asegura. “Esto tiene que ver con una convicción que tiene relación con la capacidad de renunciar al poder que se tiene y movilizar el poder”, describe sobre un cambio desde la responsabilidad hacia la co-rresponsabilidad de la comunidad en lo cotidiano incorporando a las organizaciones sociales a la gestión. “Deconstruyendo la figura del presidente y pasando más atribuciones, potestades y recursos a los gobiernos locales y las regiones, más cantidad de responsabilidades y autonomía plena”, detalló en el encuentro que inauguró una serie de conversaciones de tenor social y cultural llamado “Desde la Academia”.

En esa misma línea planteó que esa representatividad debe asegurarse como se hizo con los escaños reservados para la Convención Constituyente y generar también cupos preferentes para integrantes de los pueblos originarios en el Congreso, las cortes de justicia, el Consejo de Defensa del Estado, los consejos comunales y religiosos para promover un Estado Plurinacional genuino.

Un boicot a la educación

Consultado sobre cómo enfoca la educación en su programa, Daniel Jadue planteó el fin de los vouchers de subsidio a las escuelas según su demanda de estudiantes y asegurar el derecho a la educación y otras demandas urgentes como pensiones y salud. Pero que, en cualquier caso, es clave una reforma en la educación que, además de desmunicipalizar, entregue más poder a las comunidades educativas en los servicios locales de educación, involucrándolas en las tomas de decisiones. Añadió que su programa pretende acabar definitivamente con el lucro en la educación y con el CAE a través de mayor inversión en la educación pública. “Le digo así: educación pública y no a los sectores subvencionados ni privados, de manera de poner la educación gratuita y de calidad al centro de la política”.

Específicamente sobre el lugar de la educación superior en esta trama, Jadue aseguró tiene intención de alcanzar un 100% de la gratuidad en los estudio, algo que depende directamente de la evolución de la economía y las secuelas de la pandemia: “Los próximos dos años vamos a tener desafíos adicionales a la reformas estructurales que estamos planteando y que tienen que ver con apalancar el crecimiento para volver a recuperar el empleo, y la pandemia nos va a seguir golpeando, por lo tanto va a haber una necesidad que es urgente, de cómo reconstruir el país que hoy día está en una situación francamente desmejorada”. Agregó que modificaciones relevantes en ésta área sólo podrían verse durante un tercer año de su gobierno dado el estado actual de las cosas: “Este gobierno ha boicoteado lo que se ha hecho hasta ahora y ha borrado con el codo lo que se ha escrito con la mano en materia de educación”.

El candidato del Partido Comunista reiteró su proyecto de garantizar el agua como un bien nacional de uso público y enfatizó que la política de los royaltys de explotación de todos recursos nacionales debe ser revisada y mejorada en busca de retornar a una explotación racional y sustentable de la naturaleza. Una base de recaudación suficiente para el financiamiento de las universidades y un aumento de tres veces la inversión en ciencias e innovación. Un crecimiento lateral de la riqueza social que confluya con derechos para la naturaleza, los animales y la visión sustentable y cultural de los pueblos originarios de quienes hay mucho que aprender para garantizar una matriz ecocéntrica, destacó.

Finalmente sobre un plan de derechos culturales, Daniel Jadue apuntó a un sistema, viciado de implementación de la cultura, un cliché de “acceso a la cultura” que no considera a las bases ni la generación de audiencias sino que actúa “desde arriba” promoviendo iniciativas que favorecen a esas mismas élites. “Hay que ser muy responsables en esto porque muchas veces los que discuten los temas que se desarrollarán en política cultural lo hacen desde la perspectiva de los regalones del modelo patriarcal y neoliberal. Es decir, emanan desde quienes ya han llegado a ese lugar”, destacó.

Volvió sobre una idea de participación cultural desde los territorios y no desde concursos centralizados para acceso a fondos, donde exista la posibilidad de levantar librerías populares, escuelas y universidades abiertas en todas las comunas del país con profesores del mundo del arte y la cultura con potencial con una raigambre local que aporten a lo que llamó un proyecto cultural que de forma a “un país distinto”.

Puedes revisar el conversatorio con Daniel Jadue “Desde la Academia” a continuación

https://www.youtube.com/watch?v=PrsMSC28m-U