Posiblemente, el próximo domingo 4 de julio quede grabado en la historia de Chile, ya que es la fecha escogida para que se instale y tome sus primeras definiciones la Convención Constitucional. Órgano electo democráticamente que tiene como principal tarea redactar la nueva Carta Magna del país.

Colectivo Socialista fue el nombre escogido por los constituyentes electos bajo el alero del Partido Socialista e independientes, el cual está compuesto por quince personas, diez militantes y cinco independientes en un cupo  por el PS. El grupo está integrado por doce hombres y tres mujeres. Es la segunda fuerza articulada más grande de la oposición al interior de la Convención Constitucional.

En una declaración emitida a fines de junio, el grupo comunicó que su objetivo es “consagrar para Chile un Estado Social y Democrático de Derecho, poner fin al modelo neoliberal y al carácter subsidiario de nuestro Estado, a través de una nueva Constitución redactada bajo profundos criterios de solidaridad, justicia social, género, feminismo derechos humanos, cultura y medio ambiente”.

A dos días de que entre en funcionamiento la Convención Constitucional, Página19 conversó con Ricardo Montero Allende, militante socialista, abogado y ex jefe de gabinete de los ministros de Interior Jorge Burgos y Mario Fernández, para profundizar en las definiciones comunicadas por el Colectivo Socialista, conocer cómo han sido los días previos a la instalación y saber cuáles son las expectativas para el domingo.

Montero fue electo con el 5,50% en el distrito 18 de la Región de El Maule, por lo que al igual que doce de los constituyentes del Colectivo Socialista representará a una de las regiones del país.

-¿Cómo se han vivido los días previos a la instalación de la Convención Constitucional al interior del Colectivo Socialista?

-Han sido días de mucho trabajo, días bien frenéticos, con jornadas bastantes extensas. Pero también llenos de esperanza. Nosotros, desde el Colectivo Socialista, llevamos muchas décadas luchando por la oportunidad que se abre este domingo. Hemos trabajado desde el gobierno, desde las movilizaciones, desde las propuestas. Entonces, es una alegría muy grande tener la oportunidad de por fin constituir la Convención Constitucional este domingo y comenzar a trabajar en el mandato que nos entregaron los pueblos de Chile,  para que luego sea presentada al plebiscito de salida.

-El Colectivo Socialista está integrado por abogados, una actriz, un escritor, un educador, por mencionar algunas ocupaciones de sus miembros, lo que genera que tenga una composición diversa. ¿Cómo ha sido la convivencia en base a aquello?

-El Colectivo Socialista es un fiel representante del objetivo que nosotros buscamos, valga la redundancia, representar a un colectivo muy diverso. Hay escritores, una actriz, profesores, ex concejales, una ex alcaldesa, una representante de pueblos originarios, tenemos activistas LGBTQI+. Además, la mayoría de nuestra gente es de región, por lo que son representantes de la riqueza de Chile. Sin embargo, tenemos ciertas particularidades, ciertas diferencias, pero nos une el trabajo por mayor justicia social, por mayores grados de igualdad y oportunidades, por celebrar la diversidad, por potenciar la descentralización, por tener una perspectiva de género, una visión feminista. Entonces, esos son los principales temas que nos unen, y esa diversidad es una alegría.

-En un comunicado emitido por el Colectivo Socialista, se declararon antineoliberales. ¿A qué se refieren con esa definición?

-Existe un modelo que ha sido protagonista en Chile, el cual tiene que ser superado. Creemos que la gran mayoría de Chile ha gritado en las calles y en los campos que ya basta, debemos avanzar hacia un modelo social democrático de derechos, que nos permita crecer con respeto y  protección del medio ambiente, creemos que es fundamental avanzar en una descentralización del poder económico, administrativo, político. El Chile del futuro tiene que ser paritario, respetuoso en la diversidad. Esos elementos de mayor solidaridad, mayor equidad, son la propuesta que nosotros tenemos, para dejar atrás este modelo tan perverso,  impuesto a la fuerza en Chile y que ha generado una tensión social muy profunda.

 -¿Cómo ha sido la relación entre el Colectivo Socialista y la orgánica del Partido Socialista?

-En el colectivo tenemos una excelente relación, dentro de la diversidad que he mencionado, algunas son personas independientes electas al alero del PS, mientras que otros, como yo somos orgullosos militantes del PS. Hemos realizado un trabajo respetuoso y coordinado, contado con la colaboración y apoyo técnico del Instituto Igualdad, donde trabajan militantes y personas independientes. Tenemos una coordinación permanente y constante, siempre manteniendo la autonomía que tienen los convencionales. Esa autonomía nos ha permitido desarrollarnos y estar coordinados con todos los órganos que puedan ayudarnos.

-El Colectivo Socialista posee alguna definición respecto a quién debe presidir la Convención Constitucional?

-Hemos conversado todos los temas. Lo primero, que ya lo hemos dicho públicamente a través de nuestro comunicado, es que creemos, respecto a la persona que presidirá la Convención, es que debe tener un perfil específico, antes de pensar en algún nombre en particular para el cargo. Para la presidencia queremos una mujer, que represente diversidad, a los pueblos de Chile, la descentralización, pero también queremos una persona que pueda dar conducción, que nos ayude a ir avanzando como Convención a llegar a acuerdos. Entonces, creo que hay que complementar esos dos requerimientos para ver quién será la persona. Como Colectivo Socialista tenemos varios nombres, pero la discusión se tiene que dar una vez constituida la convención.

-La Lista del Pueblo convocó a una marcha el domingo, antes de la instalación de la Convención Constitucional, lo que genera dudas sobre en qué ambiente se dará la ceremonia. ¿Tienen alguna planificación para las horas previas de la instalación?

-Nosotros para comenzar nuestro paso a la Convención, nos vamos a reunir en el monumento del compañero presidente Salvador Allende. Ahí haremos un pequeño homenaje a su persona y lo que él representa, y después caminaremos juntos como Colectivo Socialista hasta el ex Congreso Nacional. Tenemos que llegar al recinto a las 10: 00 del día domingo, para asumir nuestro cargo y elegir un presidente y vicepresidente, nosotros queremos que eso se dé  tranquilamente y que podamos hacer lo que el pueblo nos mandató, que es presentarles una propuesta de nueva Constitución, nos interesa que salga bien y que se cumplan esos tres objetivos: llegar ese día a la hora, que se constituya y elegir presidente y vicepresidente.

-Diversos medios de prensa han acusado que el Colectivo Socialista estaría apostando por el camino propio, excluyendo al resto de los convencionales de Unidad Constituyente. ¿Trabajarán coordinadamente con el resto de los representantes del pacto o mantendrán la forma en que se han asociado hasta el momento?

-Vamos a hablar con las fuerzas que están promoviendo transformaciones sociales profundas y que, además, están dispuestas a llevarlas a cabo. Nosotros hemos hablado con convencionales, con diferentes grupos políticos y articulaciones, y vamos a seguir haciéndolo. Estamos por vincularnos con todas las personas que defienden transformaciones profundas.

-Desde el Colectivo Socialista  ¿cómo evalúan el trabajo de Francisco Encina, secretario ejecutivo de la convención, y del gobierno?

-Yo en particular, no he tenido ninguna vinculación con el señor Encina. Sin embargo, me parece que la gestión del gobierno ha sido muy deficiente. Se sobrepasaron del decreto presidencial, tomando decisiones que no les corresponden, como la forma de asumir o la forma en que se debe votar, que claramente no les corresponde definir. Han sido torpes en el diálogo y muy poco abiertos, les ha faltado bastante empatía, y en ese sentido creo que el gobierno tiene que ser más humilde y ponerse a disposición de la convención para ver cómo podemos ir avanzando de forma sincera y abierta. Sobre todo entendiendo que la convención es un órgano autónomo. Entonces, creo que por ahí nos falta bastante por avanzar.

-¿Qué le parece que un grupo de constituyentes hayan solicitado más dinero para financiar asesorías?

-Es una interpretación que ha hecho la prensa hegemónica. Lo que están pidiendo es que se den las facilidades para que se pueda ejercer el cargo, porque el gobierno sigue pensando en una lógica parlamentaria, cree que acá hay diputados y senadores, pero lo que hay son convencionales, a los cuales se les ha entregado un presupuesto absolutamente insuficiente. Basta ver el presupuesto de participación y de definición, versus los objetivos de participación que tenemos que llevar adelante. Entonces, antes de creer que se necesita más plata para cuestiones particulares, lo que se necesita es que se den las facilidades para tener un mayor presupuesto para que la Convención pueda ejercer su trabajo. Después que sea el escrutinio público y que se vea con transparencia en qué se gastan los recursos, pero tratar de ponerlo en una lógica de intereses particulares me parece falso, acá lo que hay es un interés colectivo sobre como la convención puede cumplir con el mandato popular que le fue entregado.

-A su juicio, ¿Cuál es el rol que debe cumplir el Colectivo Socialista durante la Convención Constitucional?

-El Colectivo Socialista es uno de los grupos más grande de la oposición, de la articulación de los que estuvimos por las transformaciones. Creo que ahí tenemos un rol que jugar, ser facilitadores del diálogo, ayudar a que podamos encontrar las vías para los grandes acuerdos que vamos a necesitar. Jugar el rol histórico que le ha tocado al PS, y en este caso al Colectivo Socialista, desde la responsabilidad que implica ejercer el cargo, tratar de avanzar a través de los acuerdos más amplios posibles, que vayan en beneficio de los pueblos de Chile, de las y los ciudadanos, con el foco en la transformación social y los cambios profundos que se necesitan para tener mayor grado de igualdad y justicia social.