“Ciudadanía activa, participación política y proceso constituyente: Mujeres 2020”, es el nombre de la encuesta que realizó la Corporación Humanas y el Observatorio de Género y Equidad, en conjunto con TúInfluyes.com, cuyo objetivo fue conocer las percepciones de las mujeres en torno a la discriminación de género y su relevancia para la participación política, así como la definición de los principales debates en el proceso constituyente.

Las organizaciones entregaron los resultados del estudio que consideró preguntas que abordaron los ejes de plebiscito y participación de las mujeres, conciencia de género y Nueva Constitución, y que muestra que las mujeres están pensando en el Chile que viene y en ser protagonistas del mismo.

Un 74% votaría apruebo

Un 82% de las encuestadas afirma que irá a votar en el mes de octubre. Consultadas si las elecciones fueran el próximo domingo, un 74% votaría apruebo Nueva Constitución, mientras que un 54% señala que el órgano que debe redactar la nueva carta de navegación debe ser una Convención Constituyente.

Las entrevistadas dicen estar de acuerdo con la paridad de género (87%) y un 92% considera que las mujeres que integren la Convención Constituyente contribuirán a que se representen las necesidades e intereses de las mujeres.

Consultadas por las condiciones que dificultan el acceso a las mujeres en política, un 80% señala el escaso apoyo de los partidos políticos, seguido por la carencia de recursos económicos (67%) y un 60% sostiene que es por el poco apoyo de otras mujeres.

Prohibir la discriminación

El estudio de Corporación Humanas y el Observatorio de Género y Equidad da cuenta que un 76% de las participantes declara que la futura Constitución debiera prohibir la discriminación por pertenencia a pueblos originarios. Un 75% cree que no se debiera discriminar por nacionalidad y un 73% por situación de discapacidad y condición económica-sexual.

Las participantes señalan que la Constitución debe garantizar el derecho a la salud, (46%); derecho al agua (19%) y derecho a la educación (15%). Por otra parte, advierten que la Nueva Constitución debe incluir derecho a la igualdad salarial entre mujeres y hombres (91%), reconocimiento al trabajo doméstico y de cuidados que realizan las mujeres (87%) y derecho a la vida libre de violencia hacia las mujeres (86%).

Un 93% está a favor de que se reconozca en la futura Constitución la existencia de distintos pueblos originarios y un 86% incorporaría el reconocimiento de lenguas indígenas como oficiales en Chile. Un 82% cree que debe haber cupos reservados para representantes de pueblos indígenas y 67% autonomía territorial.

Respecto a las formas de participación ciudadana, un 95% está de acuerdo que la Nueva Constitución debe incluir remover a las autoridades de sus cargos cuando no cumplan sus obligaciones y un 93% cree que se debe considerar los plebiscitos y consultas para que la ciudadanía pueda decidir en temas relevantes de proyectos de ley.

En relación al sistema político un 62% se inclina por un semipresidencial, es decir, un equilibrio del poder entre la o el presidente y el parlamento. Mientras que un 77% está por tener una sola cámara legislativa.

Respecto a los atributos de un candidato o candidata, el 70% considera importante que tenga estudios superiores, 69% experiencia como dirigente/a social y 58% experiencia en cargos públicos.

Chile clasista, machista y racista  

 Un 71% de las mujeres consultadas opina que Chile es un país clasista, un 61% cree que es un país machista y 46% lo considera racista. Las mujeres se sienten discriminadas en Chile (89%). Los más altos niveles de discriminación lo perciben en el trabajo (59%), en el ejercicio de su libertad sexual (53%), y en política (52%). 

Frente a la consulta si ha participado en marchas vinculadas a los derechos de las mujeres en el último año, el 44% responde afirmativamente. Y más allá de toda ideologización un 79% se siente en algún grado feminista. Mientras que un 43% manifiesta que las movilizaciones de las mujeres le hacen bien a la democracia y un 39% cree que han permitido cambios positivos.

 Para las organizadoras del sondeo, estos resultados dan cuenta de una ciudadanía activa de mujeres que vive la discriminación de género, identifica a otros grupos históricamente discriminados y representa los principales déficits en materia de igualdad de género.

Lorena Fries, presidenta de Corporación Humanas, señaló que “La encuesta evidencia que, a pesar del grave impacto que tiene la pandemia y las medidas de confinamiento para las mujeres, estamos pensando el país, tenemos opinión e interés en participar. Esa participación seguramente se hará con un alto nivel de conciencia sobre la discriminación que viven las mujeres, en todos los ámbitos de la sociedad chilena, cuestión que se ha profundizado en este tiempo por el impacto de género del Covid-19”.

Agrega, que la legitimidad que tiene el o los feminismos y las acciones políticas que desde este mundo se han promovido son valoradas por las chilenas, lo que abre posibilidades de construir una fuerza propositiva de cara al proceso constituyente que identifique a la gran mayoría de las mujeres. La presencia y los temas de género en ese proceso no van a quedar fuera

 Por su parte Teresa Valdés, Coordinadora del Observatorio de Género y Equidad, puntualizó que el estudio “refleja la percepción y la experiencia de las mujeres sobre la actual Constitución, lo que nos lleva a discutir sobre la Constitución Política que queremos para el futuro

La socióloga advierte que la igualdad salarial, el reconocimiento del trabajo doméstico, la vida libre de violencia, son los temas que las mujeres quieren que estén incluidas en la Nueva Constitución. Incluso, la mayoría de ellas está de acuerdo con el derecho al aborto legal, gratuito y seguro”, dijo

 Para Humanas y el Observatorio de Género, la encuesta realizada en pleno ascenso de las cifras de contagios, muertes y con cuarentenas totales en distintas ciudades del país, muestra a las mujeres activas en la reflexión sobre el mediano plazo, con interés de participar, valorando los logros obtenidos y con opinión respecto del rol que puede tener el proceso constituyente en la transformación de sus vidas y de la desigualdad de género que perciben.