Hace una semana se conmemoraron los 200 años de la enfermería en todo el planeta, en medio de la pandemia del Covid 19 que azota a toda el mundo. Las y los Florence Nightingale, en Chile, han tenido un destacado rol para enfrentar la enfermedad no solo en hospitales y clínicas, sino también en la Atención Primaria de la Salud. Tampoco su trabajo en la primera línea en los centros sanitarios ha estado exento de polémicas, como la denuncia de falta de insumos para su protección y la denuncia en tribunales en contra del Subsecretario de Redes Asistenciales, el ingeniero Arturo Zúñiga, por la falta de protocolos para lidiar con la pandemia.

Página 19 conversó con la Presidenta del Colegio de Enfermeras de Chile, María Angélica Baeza Reveco, sobre el rol de la enfermería en los tiempos de la pandemia.

¿En qué pie se encuentran las enfermeras y enfermerosen medio de la Pandemia que azota Chile?

-Nadie estaba preparado para enfrentar una pandemia de esta envergadura. Lamentablemente, no están todos los recursos disponibles de horas profesionales para la población y ese es un tema que tiene que ver con la estructura de nuestro sistema de salud.  Además, las medidas que se tomaron desde el ministerio (de Salud) fueron tardías y no con los equipos necesarios que podían aportar a una estrategia con un enfoque más integral y acorde a nuestra realidad como país. Por ejemplo, la prevención y promoción de la salud. Esto tiene que ver con una etapa de educación previa a la población, que podría haber sensibilizado de manera tal que cuando se adoptaran las primeras medidas, como el distanciamiento físico y evitar las aglomeraciones, podría haber sido recibidas de una forma distinta y tratado de una manera diferente. Tenemos una cultura totalmente distinta a otros países, como Nueva Zelanda o Suecia, donde a la gente se les da una instrucción y la acata inmediatamente. Todas estas medidas de cuarentenas dinámicas no han tenido los efectos esperados.

-Por lo que usted relata, ¿cuál es el estado de ánimo de las enfermeras y enfermeros que están lidiando con el Covid 19?

– Por las informaciones que tenemos de nuestros regionales en todo el país, las enfermeras están con una alta carga laboral, algunas en cuarentena, lo que implica falta de recursos humanos. Sin embrago, nos ha costado tener información porque lo que sabemos son los reportes que entrega la televisión.

Frente a eso el colegio levantó una encuesta, la segunda semana de abril, y que fue aplicada a un número importante de enfermeras, en el sector público y privado, con más mil 200 enfermeras, y representando a un 6 por ciento del universo total de profesionales del país.  Pudimos obtener una aproximación de lo que estaba pasando con el Covid 19 y nos entregó como resultado que hay 328 enfermeras en cuarentena. Si eso se pudiese extrapolar a otras enfermeras es harto. Eso nos hizo pensar que los equipos de enfermería se iban a ver, en algún momento, colapsados.

Lo otro que arrojó este sondeo es que hay 44 enfermeras que estaban confirmadas con Covid positivo, de las cuales 9 estaban hospitalizadas. De todas ellas, también una colega que estaba conectada a ventilación mecánica, lo que nos hizo encender todas las alarmas de que nos estaba afectando mucho más de lo que nosotros sabíamos de la referenciainternacional.

Otro elemento consultado es que el 83, 4 por ciento aseguró no contar con uno o más elementos de protección personal. No disponían de los insumos suficientes para enfrentar esta enfermedad. Es muy importante que el personal de salud esté muy bien protegido para atender y ese es uno de los cuidados que se debiera tener. En este caso, desde el ministerio deberían haber estado con protocolos, con indicaciones precisas y no equivocas, con mensajes claros también a la población y no flexibilizar las medidas como dando a entender que podemos hacer una vida normal y no es así. Quedarse en la casa es la medida más efectiva de prevención para no contagiarse con el virus.

-¿Qué responsabilidad le asigna al Gobierno ante la falta de insumos en los profesionales de la salud?

-Es su responsabilidad la entrega de todos esos insumos para todos los profesionales de la salud. Esto debió ser previsto con tiempo y asegurado el abastecimiento de estos elementos.

-¿Por qué no lo fue?

-Desconozco las razones, pero por las conversaciones que he tenido con gente del Ministerio de Salud sé que se hizo y se compró, y que, en alguna parte se perdieron los insumos.

-Le preguntaba sobre esto porque tenemos conocimiento que, en varias regiones de Chile, las enfermeras han tenido que comprar, con su propio dinero, lo insumos para lidiar contra el Covid 19…

-Sabemos que muchas de ellas hicieron ese esfuerzo. Sabemos también que el regional Iquique, con recursos del colegio, elaboraron escudos faciales que entregaron a las enfermeras de los hospitales y de la Atención Primaria de Salud (APS) en el mismo Iquique y Alto Hospicio. En Talca, el regional hizo una alianza estratégica con la universidad para elaborar escudos faciales para el personal del hospital. Sin embargo, a pesar de estas experiencias locales, es la responsabilidad de la autoridad sanitaria proveer estos insumos. Si ello no ocurre, colapsará el sistema y no hay gente lo suficientemente preparada para enfrentar este desafío, porque estos profesionales también se cansarán en algún momento añadiendo la carga emocional que ello conlleva.

-¿Por qué el Colegio de Enfermeras decidió presentar un recurso contra el Subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga?

-Nosotros no queríamos llegar a esta situación porque entendemos que los problemas deben solucionarse a través del diálogo, pero se negaron a entender los requerimientos del Colegio de Enfermeras. Se trata de proteger el cuidado de las enfermeras y, también, de la población en general y ese fue el motivo de presentar el recurso de protección ante la justicia. Por lo tanto, esperamos una autocrítica del Subsecretario Zúñiga. Manifestar también la idea de colaborar con las autoridades en el manejo de la pandemia, porque entendemos que, de esa forma, vamos a estar protegiendo la salud de las personas.

-¿Es más fácil o difícil entablar una relación con una persona que no viene del área de la salud como el Subsecretario Zúñiga que es ingeniero?

-Sí, claramente es mucho más complejo. No es un tema personal, pero es la figura que él representa y que claramente tiene una responsabilidad mayor como el ministro Mañalich que es el responsable político de todas las medidas que se toman. Hay una Directora Nacional de Enfermería que tiene que ver con toda la provisión de insumos, del levantamiento de las necesidades de los hospitales, y el rol de la enfermera es justamente ese: gestionar los cuidados de la atención, de los recursos que están disponibles para esa atención. Entonces, es inexplicable que no esté incorporada en un comité técnico o de expertos. Este tema solo tiene una mirada medicalizada y no ha sido la más adecuada. Hay que incorporar a un comité a las otras profesiones de la salud que pueden aportar a combatir esta pandemia. La mirada debe ser más integral para resolver de mejor forma esta enfermedad.

-Con la experiencia que usted tiene ¿qué prevé para las próximas semanas en el tema de la pandemia?

-Creo que recién estamos llegando a la cúspide y, por lo tanto, debiéramos tener más contagiados y un mayor colapso del sistema en las próximas semanas. Es muy posible que esto ocurra porque la demanda de atención es mucha y los establecimientos están al borde de la capacidad para responder a esa demanda. Los hospitales son un tema, pero lo otro es la Atención Primaria en Salud que tiene un rol importantísimo en esto y aquí debieron haber hecho un mix. La Seremi debió hacer una coordinación con la APS para abordar todo lo que tiene que ver en terreno. Por ejemplo, hoy es impensable que los programas sigan funcionando de la misma forma como lo hacían antes. Hoy debería implementarse el modelo que señala la reforma: familiar ycon enfoque comunitario.

-Más allá de la pandemia y en términos de la empleabilidad de las enfermeras y enfermeros, ¿hay suficientes, faltan, están sobre pasados, hay mucha cesantía? ¿Cuál es el diagnóstico que tienen como Orden Profesional?

-Según la OCDE se necesitan 9 enfermeras por cada mil habitantes y nosotros en Chile tenemos 2,3. Eso indica que estamos fuera de los estándares internacionales. Sin embargo, el desempleo de las enfermeras es porque los cargos, las dotaciones que tiene el sistema público, no da para absorber toda la cantidad de enfermeras, porque tampoco los índices de personal están cumpliendo con los estándares que se requiere internacionalmente. Eso tiene que ver con un tema presupuestario para invertir en el recurso humano. Los Estados deben invertir en enfermería para mejorar la salud de las personas si queremos llegar al 2030 para una  mejor salud para todos.

-Para terminar, ¿algún mensaje para las enfermeras y enfermeros en estos tiempos difíciles ya que ustedes son parte de la primera línea?

-Un reconocimiento y una gratitud inmensa a todas las enfermeras y enfermeros que hoy están en la primera línea desde la APS hasta el último nivel de complejidad de nuestra red asistencial. Ellas han dado el ejemplo, la fuerza y el coraje por su vocación, profesionalismo, por su compromiso social que tienen con la salud de las personas. Un aplauso gigante porque han demostrado el rol de la enfermería en el sistema sanitario de nuestro país.