En la sede de la  Comisión Chilena de Derechos Humanos se reunieron diversas agrupaciones para defender el derecho humano a la Educación y cuestionar el rol que está teniendo el Ministerio de Educación, bajo la dirección de Marcela Cubillos.

“Las últimas iniciativas implementadas por el actual Gobierno, que a la luz de las obligaciones contraídas por el Estado de Chile en esta materia, en virtud de la suscripción y ratificación de diversos instrumentos internacionales de derechos humanos, vulneran gravemente el derecho humano a la Educación, expresamente consagrado y protegido por dicha normativa”, señalaron.

En la rueda de prensa estuvo presente el Colegio de Profesores, dirigentes de los estudiantes secundarios y universitarios, de apoderados de liceos públicos y de  los trabajadores de la Educación, además de representantes de la Red de Historiadores e Historiadoras, entre otras organizaciones. “Entendemos que a todos estos actores, los mueve un igual interés: la defensa  del Derecho humano a la Educación, consagrado tanto en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y sus Pactos complementarios, como en la Convención de los Derechos del Niño, suscrito y ratificado por Chile en el año 1990, y que hoy, se encuentra seriamente amenazado sino conculcado”, acotaron.

Represión indiscriminada

Manifestaron que  los proyectos de ley sobre Admisión Justa, Aula Segura, y las modificaciones propuestas a la malla curricular, tornando electivas las asignaturas de Historia, Artes y Educación Física, junto con “la utilización de la represión indiscriminada en contra de los estudiantes que promueven y defienden la Educación Pública, constituyen todas iniciativas vulneratorias de normas expresas vigentes y que todos los Poderes del Estado deben acatar irrestrictamente”.

Recurriendo a la Convención de los Derechos del Niño, en su artículo 28, luego de consagrar el Derecho a la Educación, estos actores de la educación recordaron que “los Estados Partes adoptarán cuantas medidas sean adecuadas para velar porque la disciplina escolar se administre de modo compatible con la dignidad humana del niño y de conformidad con la presente Convención”.

Y ahondan con que “rechazamos el que las autoridades, en vez de enfrentar las causas de la movilización estudiantil, como es su obligación, optan por reprimir policial y administrativamente su justo reclamo, con grave afectación de la dignidad humana de los niños, niñas y adolescentes involucrados”.

Frente al paro docente que ya inicia una tercera semana de movilizaciones, señalaron que los profesores que defienden y promueven el fortalecimiento de la Educación Pública, junto con el legítimo reclamo por mejores condiciones laborales que le permitan cumplir cabalmente con  la trascendente función social de formar a las futuras generaciones de ciudadanos, son ignorados por la autoridad, menoscabando seriamente su dignidad y derechos.

Frente a la decisión del CNED, acogida por el Ministerio de Educación, de tornar como electivas las asignaturas de Historia, Educación Física y Artes, los actores de la educación manifestaron compartir el “rechazo que ha esgrimido públicamente la Red de Historiadores e Historiadores a esta iniciativa, y agregamos uno adicional:  terminar con la obligatoriedad de la asignatura de Historia en 3 y 4 Medio, constituye un acto de negacionismo encubierto, porque pretende que las futuras generaciones no conozcan debidamente nuestra historia reciente, condición sine qua non para que Nunca Más en Chile se repita el período de barbarie que vivió nuestro país”.

Cambio de paradigma

Ante la grave situación por la que atraviesa actualmente nuestra Educación, según los actores de la educación, debe ser enfrentada  por un cambio de paradigma: “La Educación no es un bien de consumo, como fue calificado por el actual Presidente de Chile”.

“Es un derecho humano –continuaron- que está consagrado y resguardado en diversos instrumentos internacionales, que el Estado debe respetar y garantizar irrestrictamente, y por tanto, no puede ser objeto de mercantilización alguna”.

Por todo lo anterior, hacen un especial llamado a la Defensoría de la Niñez, recientemente creada, y a UNICEF, para que representen ante las autoridades gubernamentales, “el grave incumplimiento de sus obligaciones, las que se encuentran establecidas expresamente, tanto en la Convención de los Derechos del Niño como en los demás instrumentos internacionales de derechos humanos suscritos y ratificados por el Estado de Chile”.

En la rueda de prensa estuvieron presentes: Carlos Margotta, Presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos; Ligia Gallegos, Directora del Colegio de Profesores; Jorge Baradit, Carla Peñaloza, Marcela Cubillos del Movimiento Historia Se Queda; Emilia Schneider, Presidenta de la FECH; Rodrigo Pérez, Presidente Centro de Alumnos del Instituto Nacional; dirigentes secundarios, apoderados y trabajadores de la educación; Dante Vera, Presidente de la Federación de Trabajadores de la Educación Pública y Dafne Concha, Presidenta de Corpade, entre otros.