A contar de las 11 de la mañana, llegaron los primeros manifestantes a la Plaza de La Dignidad y a eso del mediodía aproximadamente unos mil ciclistas rodearon el monumento a Baquedano portando banderas mapuches y del Apruebo. Media hora antes, Carabineros intentó resguardar el lugar sin ningún éxito y se retiró del lugar.

Con el paso de las horas, se vio desfilar a cientos de personas que circulaban por el Parque Bustamante y Vicuña Mackenna por el sur, algo similar ocurría desde el poniente por la Avenida Libertador Bernardo O` Higgins con lienzos reivindicativos a las demandas populares desde ya hace un año.

Mientras las cadenas de televisión intentaban mostrar a encapuchados y una que otra barricada, lo cierto es que sus reporteros solo despachaban desde algún edificio aledaño a la Plaza de la Dignidad. Desde hace un año quedó claro que la prensa tradicional y empresarial no es bienvenida en estas manifestaciones. Y como lo han hecho desde siempre, solo se dedicaron a entrevistar al poder de costumbre.

Un solitario twitter del Presidente del PPD, Heraldo Muñoz, hacía un mea culpa: “Hoy es 18/O es de quienes marcharon y protestaron por los cambios, no del liderazgo político. Corresponde mea culpa por lo que no hicimos, tuvimos temor de hacer, o nos impidieron hacer con actual constitución. Unidad para lo que viene y para que la gente vuelva a creer en la política”.

Entrada la tarde, se produjo un incidente entre las barras bravas de Colo Colo y la Universidad de Chile. ¿El motivo? Qué bandera der su club se posaba  en el monumento de Baquedano y se produjo una lluvia de piedras y palos por doquier, lo que provocó además la estampida de muchas personas.

También fue ampliamente difundida la quema de la Iglesia de Carabineros que sorprendió que no estuviese resguardada por sus efectivos. Una información entrega por el diario oficialista “La Tercera” dio cuenta que entre los detenidos estaba un oficial de la Armada de Chile. En este mismo contexto, también fue quemada la Parroquia de La Asunción, a un par de cuadras de la Plaza de la Asunción. Supuestamente fue incendiada por grupos de jóvenes encapuchados, pero Página 19 no cuenta con datos suficientes y verificables para responsabilizar a unos y otros. Es decir, no contamos con fuentes confiables que lo aseguren, a pesar que un canal de televisión dio cuenta del aplauso de algunos manifestantes de una cámara oculta y no identificable del medio, que escapara a toda ética periodística.  También los medios oficiales y el gobierno dio cuenta, a  través de imágenes que fueron saqueados varios locales aledaños a la Plaza de la Dignidad.

También llamó la atención que muchos jóvenes no portaban mascarillas y estaban en evidente estado de ebriedad.

Sin embrago, las miles de personas que se apostaron en la misma Plaza de la Dignidad seguían manifestándose sin ningún problema y en medio de la alegría.

La estrategia de Carabineros se hizo presente, con sus carros lanza aguas, entre las calles Irarrázaval y Diagonal Paraguay mojando a las personas que se dirigían caminando hacia la Plaza de la Dignidad.

A eso de las 17:00 horas ya se calculaban unas 100 mil personas presentes en la denominada “zona cero” de la Región Metropolitana.

Mientras Carabineros cifraba en 8 los carabineros heridos, como suele ser común nunca se daba a conocer el reporte de los civiles heridos en distintas circunstancias-

Todas las fotografías de Patricio Muñoz Moreno.