El Director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH, Sergio Micco, aseguró que durante este mes de movilizaciones sociales en Chile “se han presentado 74 querellas por violencia sexual, cuatro veces más que en nueve años y casi el doble de querellas por otras torturas”.

Micco entregó un balance de las observaciones que ha realizado la organización desde el comienzo de las protestas ante la comisión encargada de analizar la acusación constitucional contra el ex ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, donde señaló que lo esencial para el INDH es que no exista impunidades decir queremos verdad, justicia, reparación, memoria y garantías de no repetición.

Agregó que, desde el 18 de octubre pasado, el Instituto advirtió que el control del orden público y el uso de la fuerza debían realizarse de manera proporcional, cuidando no afectar innecesariamente los derechos de las y los manifestantes. Sin embargo, ello no aconteció “y muy por el contrario, las situaciones de violaciones a los derechos humanos se han sucedido durante estas cinco semanas”, sentenció.

La entidad constató la incorrecta aplicación del protocolo en el uso de la fuerza, como el uso indiscriminado de escopetas antimotines, torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, además del uso indiscriminado de la fuerza policial en contra de manifestantes pacíficos.

Micco denunció que un grave problema advertido por el INDH son los desnudamientos en comisarías, que desde marzo de 2019 habían sido prohibidos en recintos policiales en los protocolos de carabineros, pero éstos han continuado efectuándose”, indicó.

En su reporte del 21 de Noviembre, el INDH informa que se han presentado 74 querellas por violencia sexual, que incluyen casos de desnudamientos, amenazas, tocaciones y cuatro violaciones.

Persistencia en el Uso de Perdigones

Los últimos días, las oficinas regionales del INDH de Valparaíso y de Los Ríos han denunciado que Carabineros de Chile persiste en el uso de perdigones contra manifestantes, pese a que el General Director, Mario Rozas, anunció públicamente el 19 de noviembre, el cese de su utilización, como elemento antidisturbios, a excepción que exista un peligro inminente de muerte.

El director del INDH explicó en la comisión de diputados que revisa la acusación constitucional contra Chadwickque en Santiago pudieron documentar fotográficamente el caso de una persona herida por perdigones en la Alameda: “Lamentablemente detectamos ayer (jueves) casos de personas heridas con perdigones, como lo han señalado los jefes regionales”.

En su cuenta de twitter el INDH denunció el viernes 22 de noviembre que sus observadores pudieron constatar que carabineros continúa utilizando escopetas antidisturbios contra manifestantes en Plaza Italia y que recibieron la denuncia de un joven herido en uno de sus ojos, quien relató haber sido atacado por perdigones.

Al respecto, Sergio Micco aseveró que en 2018 el presidente Piñera declaró que la falta de control de carabineros era “una herencia del pasado”, sin embargo se trata de una situación que no está superada. Evidentemente creemos que hay un problema de control con respecto de lo que está haciendo carabineros. Eso es categórico porque cuando se dicta un protocolo, después se observa que no se cumple”, recalcó.

Marcha Contra la Violencia Hacia las  Mujeres

Como cada año, la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres convocó a una marcha feminista a nivel nacional con motivo de la conmemoración del 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres.

En Santiago el punto de encuentro es a las 17:00 horas en la Plaza de la Dignidad (ex Plaza Italia), para avanzar en una marcha pacífica hasta el monumento “Mujeres en la memoria”, ubicada en metro Los Héroes.

Lorena Astudillo, vocera de la organización, dijo que “en esta oportunidad hicimos llegar una carta a la Intendencia, no para pedir permiso, sino para hacerlos responsables en caso de cualquier tipo de violencia que vivamos por parte de Carabineros”. 

En la carta, la Red Chilena expone que “amparadas en nuestros derechos a la libertad de reunión, de expresión, a la opinión y libertad de tránsito, reconocidos en Tratados Internacionales ratificados por Chile, exigimos por parte de los órganos del Estado que se garantice el ejercicio de los mismos y la integridad física y psíquica de las mujeres y niñas participantes en esta actividad. Denunciaremos todo acto violento ejercido por parte de Carabineros y hacemos responsable al gobierno si esto llegase a ocurrir.

Agrupaciones feministas en todo el país han denunciado abuso policial desde que partieron las movilizaciones, y, en particular, durante el Estado de Excepción, como golpizas, tortura sexual, violencia sexual y psicológica e incluso desapariciones forzadas.