Este viernes 8 de noviembre, Gustavo Adolfo Gatica Villarroel, de 21 años, estudiante de historia de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano se encontraba en Plaza Italia junto a un millón de personas manifestándose.

Alrededor de las 18:00 horas. en la esquina de Vicuña Mackenna con Alameda, Gustavo recibió proyectiles en el rostro. “Él recibió municiones en ambos ojos, lo que derivó en la perdida inmediata de uno, y el otro ojo que será operado hoy, 9 de noviembre, para intentar salvarlo”, relató uno de sus compañeros de carrera.

En estos momentos se encuentra internado en la Clínica Santa María a causa de la Ley de Urgencias. “La familia y sus amigos exigen justicia y castigo para los culpables de esta flagrante violación de los Derechos Humanos, sobre la cual se llegará hasta las últimas instancias”.

Gustavo se suma a las más de 200 personas que han perdido la vista debido a esta práctica sistemática de mutilación por parte de las fuerzas represoras del Estado. “¡No podemos permitir más esta masacre en nuestro país! ¡Por favor ayúdenos a denunciar este caso!”, dijeron sus familiares.

Entretanto, desde la Rectoría de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, junto con condenar el hecho, anunció que presentaría una querella criminal contra Carabineros de Chile. Durante esta tarde del sábado 9 de noviembre, familiares, amigos y compañeros de universidad de Gustavo formaron un anillo en torno a la clínica “para que él sienta nuestro apoyo y nuestro absoluto rechazo a la represión y la impunidad”.

Por su parte, el Colegio Médico de Chile hizo un llamado a Carabineros y al Presidente Sebastián Piñera a dejar de usar este tipo de armamento, los balines, contra las personas. “En ningún lugar del mundo se usa este tipo de balineras en contra de las personas”, sostuvo el doctor Enrique Morales, presidente del Departamento de Derechos Humanos del Colegio Médico de Chile. Agregó que le han dicho al Gobierno, “en todos los tonos que dejen de seguir violando los derechos humanos en todo el país”.

Vecinos de Plaza Italia

Paralelamente, vecinos de Plaza Italia y Parque Bustamante anunciaron que presentarán un recurso de protección ante los tribunales de justicia para que Carabineros deje de lanzar bombas lacrimógenas, el próximo lunes 11 de noviembre de 2019,.

“El uso desproporcionado de gases lacrimógenos en zonas residenciales ha afectado nuestra calidad de vida y la salud de nuestra comunidad, por lo que hemos decidido interponer un recurso de protección en favor de todos los vecinos, especialmente de los más vulnerable. Invitamos a las personas que hayan sufrido en sus hogares a causa del gas lacrimógeno, a sumarse a este recurso”, expresaron en un comunicado.

Por último, señalaron que “tenemos problemas de salud física y mental causados directamente por el uso de gases lacrimógenos. Su uso desproporcionado no obedece a protocolo alguno y atenta contra la vida y la salud de las personas afectadas”.