Hoy se conmemora un nuevo 8 de Marzo, Día Internacional de las Mujeres. Desde este medio seguimos informando, pero sin dejar de adherir a la Huelga General Feminista contra la precarización de la vida y a cada una de las demandas del movimiento feminista chileno.

Las luchas centenarias de las feministas deben ser recordadas, entre ellas, por el derecho a estudiar, al trabajo, a votar, la resistencia y defensa de los derechos humanos durante la dictadura cívico-militar, el derecho al divorcio, el goce de los derechos sexuales y reproductivos, al aborto, a vivir una vida libre de violencias, a una educación no sexista, el reconocimiento de los trabajos de cuidados, el fin de la brecha salarial, participación política paritaria, y muchas otras.

Estas son luchas que se iniciaron en siglos pasados y se mantienen y crecen en la actualidad, con mujeres y disidencias que forman un movimiento feminista en Chile que es intergeneracional, donde las mayores siguen dando la pelea, a la que se suman más y más jóvenes, en una trayectoria continua de lucha infatigable.

Para este día publicamos un “especial” conmemorativo de una fecha que es un imperativo visibilizar, pero desde Página 19 creemos firmemente que el periodismo puede ejercer un rol transformador en las sociedades, tan transformador como lo ha sido el feminismo en el mundo a lo largo de la historia.

De allí que entregamos todos los días espacios de visibilización de los movimientos feministas, de las agendas y de las demandas históricas de las mujeres y disidencias, en su diversidad. Si queremos aportar a producir cambios culturales, no hay mejor forma de hacerlo que generando contenidos diarios que entreguen voz a las mujeres y disidencias organizadas, una voz que por siglos se ha tratado de silenciar.

Conscientes de que solo dar estos espacios no es suficiente, nos esforzamos por colaborar con una de las demandas de los feminismos: el contar en Chile con una prensa libre de sexismo y que no contribuya a la violencia mediática y simbólica. Este es un proceso que genera reflexión y que requiere nuestro aprendizaje y esfuerzo continuo, pero es parte del desafío que asumimos como medio con un periodismo ético, con enfoque de Género y de Derechos Humanos.

Un nuevo 8 de Marzo, este 2021 en medio de una pandemia, una crisis sanitaria, social y económica y con un Proceso Constituyente en curso, nos mueve a renovar nuestro compromiso por un mejor periodismo y con las reivindicaciones de mujeres y disidencias en Chile por una vida digna.