Frente a las diferentes opiniones vertidas en diversos medios sobre las consecuencias que tendrán para el sector  las medidas de restricción de desplazamiento tomadas para enfrentar la pandemia de coronavirus, la Coordinadora de Organizaciones de Trabajadoras de Casa Particular de Chile, que reúne a organizaciones sindicales y gremiales representativas del área, emitió una declaración pública donde aclara que no han sido incluidas en este debate.

Por medio del comunicado, la Coordinadora que agrupa a Sintracap, Anecap, Fesintracap y Sinducap, señala que en relación a la situación que afecta el empleo e ingresos de las personas que trabajan en labores domésticas y de cuidados remuneradas en el país, en los últimos días han conocido que la Asociación de Magistrados de Chile ANM y otras organizaciones de personas que trabajan en el poder judicial, han solicitado que se autoricen permisos de desplazamiento para que las trabajadoras de casa particular que laboran en sus casas puedan hacerlo durante cuarentena, así como la respuesta del gobierno rechazando la solicitud y opiniones en contrario de la Asociación de Magistradas de Chile MACHI.

Escuchar a las trabajadoras

Aseguran que como trabajadoras están comprometidas con sus labores y aporte en los hogares en que trabajan, pero tienen realidades distintas para enfrentar las restricciones derivadas de la cuarentena, es por esto que solicitan a las y los empleadores que valoren el aporte que realizan a sus hogares, “que mantengan nuestros ingresos, si está en sus posibilidades, y que organicen la forma de afrontar las cuarentenas, tomando en cuenta nuestra opinión”, puntualizan.

 Las trabajadoras de casa particular organizadas, que desde la llegada del covid-19 a Chile levantaron la campaña #CuidaAQuienTeCuida, exponen que durante la pandemia han sufrido la pérdida de sus trabajos e ingresos, “e incluso las políticas públicas que hemos logrado se nos extiendan para hacerle frente, como fue el acceso al seguro de cesantía, han tenido una aplicación accidentada y no han logrado servir a su propósito en forma masiva, como era nuestro interés ocurriera”, detallan.

Demandas al Gobierno

Por estas razones, “haciéndonos cargo de la situación de nuestro sector como de muchos otros que enfrentan también la pandemia desde la vulnerabilidad” -acotan- demandan al Gobierno, en primer lugar, la implementación de medidas urgentes y transitorias de apoyo económico para todas y todos las y los trabajadores que no puedan concurrir a sus trabajos y vean afectados sus ingresos, mientras se mantengan vigentes las restricciones de desplazamiento que afectan el derecho al trabajo.

Junto con ello, exigen no aplicar sanciones por infracción a las restricciones de desplazamiento a trabajadoras y trabajadores que cumplen órdenes de los empleadores o que deben trabajar en forma autónoma, mientras no se aseguren prestaciones económicas que les permitan cumplir las reglas impuestas por la autoridad.

Por último, piden la aplicación de protocolos estrictos de sanitización para el transporte público y aforos que resguarden la distancia física al interior de los medios de transporte, para ir en ayuda de quienes deban igualmente trasladarse durante cuarentena, por cualquier causa.